Saltear al contenido principal
Calle Michelena 11, 2ºizqda. 36002 Pontevedra. info@ponteasesores.es 986 090 122

Tasa Google: el nuevo impuesto del entorno online

Tasa Google: El Nuevo Impuesto Del Entorno Online

El pasado 16 de octubre se aprobaron en el BOE la Ley 4/2020, que regula el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, y la Ley 5/2020, que lo hace sobre el Impuesto sobre Transacciones Financieras. Más conocidas como la tasa Google y la tasa Tobin, tras su aprobación, entrarán en vigor el próximo 16 de enero. A continuación, te contamos más detenidamente en qué consisten cada una de ellas.

¿En qué consiste la Tasa Google?

La tasa Google es un impuesto que gravará algunas operaciones realizadas por grandes multinacionales tecnológicas que no tributan actualmente. Este tributo supone un 3% de los ingresos que se generan gracias a distintas actividades online. Actividades como servicios de publicidad, de intermediación y venta de datos que se crean a partir de información proporcionada por el usuario.

El tributo va dirigido a empresas que cuentan con ingresos anuales mundiales de mínimo 750 millones de euros. En España, los ingresos generados deben ser superiores a los 3 millones. Algunas de las empresas que se encuentran en esta situación son gigantes como Google, Facebook o Amazon, entre otras. El comercio electrónico, de venta de bienes o servicios entre usuarios en plataformas online, quedaría excluido de este impuesto.

Consecuencias económicas tras la aplicación de la tasa

Aunque la tasa Google no grava al usuario, si puede repercutir en el consumidor indirectamente. La aplicación de este nuevo tributo tendrá repercusión también en el bolsillo de los españoles ya que los gigantes tecnológicos buscarán compensar el gasto. Esto se puede traducir en una posible subida del precio de los servicios digitales que ofrecen. Por tanto, las empresas también se verán afectadas, pues disminuirán sus beneficios debido al aumento del coste de las distintas plataformas online. El impacto económico en cifras que va a recaer sobre los ciudadanos se estima entre unos 500 y 600 millones de euros.

¿Qué hay de la Tasa Tobin?

Otra de las novedades tributarias, que llega de la mano de la tasa Google, es la tasa Tobin. Este impuesto sobre transacciones financieras, como la compraventa de acciones, nace para evitar movimientos especulativos. Estas operaciones se gravarán al 0,2% en caso de que las acciones adquiridas pertenezcan a empresas cotizadas con una capitalización superior a 1.000M€. Este gravamen no se aplicará en la compra de acciones de pymes y empresas no cotizadas. El intermediario financiero, encargado de ejecutar la orden de adquisición, tendrá la obligación de declarar este movimiento. La deuda, tanto pública como privada, y también sus derivados, están exentos de abonar este impuesto.

En Ponteasesores proporcionamos un asesoramiento profesional y especializado a empresas tanto del ámbito laboral, como fiscal o contable. Estaremos encantados de escuchar tu caso.

Esta entrada tiene un comentario

Los comentarios están cerrados.