Saltear al contenido principal
Calle Michelena 11, 2ºizqda. 36002 Pontevedra. info@ponteasesores.es 986 090 122

Indemnizaciones por despido fraudulentas: nuevo objetivo de la Agencia Tributaria

Indemnizaciones Por Despido Fraudulentas: Nuevo Objetivo De La Agencia Tributaria

Ante la gran cantidad de despidos improcedentes fraudulentos, Hacienda podrá cobrar IRPF a estas indemnizaciones por despido de previo acuerdo.

Hasta hace poco, en caso de querer solicitar una exención, el único requisito fundamental era cumplir debidamente el procedimiento de conciliación laboral. Hemos visto muchos casos en los que una empresa en proceso de reorganización se veía llevada a tener que prescindir de empleados y, generalmento, de los que llevaban más años a sus espaldas y estaban próximos a la jubilación. Estas personas generalmente preferían la opción con la que recibían indemnizaciones en la que Hacienda se quedaba al margen. Ahorraban dinero y en algunos casos sumaban una fuente de ingresos más: la prestación por desempleo.

Este era un pacto en el que ambas partes, trabajadores y empresa llegaban a un pacto de amistad. Además de evitar un despido tajante que pudiese acabar en juicio, esta indemnización no tendría IRPF. Con otras palabras, se ocultaban bajo el calificativo de “despido improcedente” acuerdos de cesión de la relación laboral sin IRPF por subsidio de desempleo. El trabajador se beneficia de llevarla íntegra y la relación entre ambas partes acaba tranquilamente.

Por eso, tras varios años investigando “pactos” de este tipo, se han decidido tomar medidas y cuestionar la improcedencia de  estas exenciones.

¿Qué medidas se van a tomar a partir de ahora?

Ahora, la Audiencia Nacional y el TEAC (Tribunal Económico-Administrativo Central) han decidido que, a pesar de que haya algún tipo de conciliación declarada, estaremos hablando de casos en los que hay rescisiones de mutuo acuerdo. Por su parte, Inspección Tributaria argumenta que no habría exención en las indemnizaciones de previo pacto. Es por esto que deberá hacer el análisis jurídico correspondiente y determinar si hablamos de un despido que la empresa decidió unilateralmente o no.

Si se demuestra un acuerdo revestido de despido, la indemnización deberá pagar IRPF.

Según esta última resolución de los Tribunales, la Agencia Tributaria tendrá la posibilidad de reclamar indemnizaciones. Eso sí, hasta los 180.000€, en caso de que se hayan efectuado en los 4 últimos años. La AEAT se encargaría de tributar indemnizaciones por despido basándose en indicios como edad, antigüedad… Cualquier indemnización estará bajo lupa por ser un posible pacto fraudulento para evitar gastos.

A pesar de que la conciliación es un proceso “necesario”, no será un obstáculo cuando se intente demostrar que un despido ha sido consensuado. El motivo por el que sea despedido un trabajador será una prueba necesaria y fundamental para determinar la naturaleza jurídica de éste.

En resumen, se esperan muchas más inspecciones de ahora en adelante. Y, como suele pasar siempre, esto podría acabar afectando al contribuyente medio y ayudar a recaudar al sistema. Sobre todo, a aquellos que en los últimos años vieron su indemnización exenta. Para estas personas será más complicado acreditar la existencia de un pacto previo.

Para evitar disgustos y sorpresas, la asesoría puede ser la clave en cuanto a problemas de índole fiscal o laboral como este. Por ello, en Ponteasesores, nuestros expertos trabajan día tras día para dar a nuestros clientes el mejor asesoramiento profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *