Saltear al contenido principal
Calle Michelena 11, 2ºizqda. 36002 Pontevedra. info@ponteasesores.es 986 090 122

ERTES: ¿Cómo funcionan en caso de rebrote?

ERTES: ¿Cómo Funcionan En Caso De Rebrote?

Los rebrotes de la covid-19 en algunas comunidades han provocado que muchos negocios que habían vuelto hayan tenido que cesar su actividad de nuevo. Cientos de negocios habían ido recuperando gradualmente su actividad, y también a sus empleados en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). A causa de ello muchos empresarios y empresarias se han visto obligados a acogerse a estos expedientes de nuevo

En caso de producirse un rebrote, las empresas y negocios afectados podrían disfrutar de nuevo de una exoneración de sus cuotas empresariales del 80%, en caso de tener menos de 50 trabajadores, y del 70% si tienen más de 50 empleados.

Las empresas que se acojan a un ERTE por fuerza mayor por un rebrote deberán cumplir con las mismas condiciones previstas en el resto de expedientes. Es decir, tendrán que comprometerse a mantener el empleo durante seis meses desde la reincorporación de sus trabajadores y no podrán despedirlos, exceptuando los casos en los que exista riesgo de concurso de acreedores. Como novedad, no podrán contratar a empleados nuevos en caso de que tengan a alguno suspendido o con jornada reducida.

Además tendrán que demostrar ante la autoridad competente que su actividad se ha visto afectada por el rebrote o por las nuevas restricciones impuestas en determinadas actividades, algo que ahora es decisión de los gobiernos autonómicos, y no el central como ocurría con el estado de alarma.

¿Cómo tramitar el ERTE en caso de rebrote?

Para solicitar la tramitación de los ERTEs por fuerza mayor, en caso de producirse un rebrote en las empresas, se lleva a cabo de la misma forma que en el periodo anterior. Primero el autónomo debe realizar la solicitud por escrito, acompañado de un informe, con la documentación correspondiente, que demuestre las pérdidas del negocio a causa del coronavirus

Más tarde el empresario o empresaria debe comunicar a los trabajadores que ha solicitado el ERTE. Esta comunicación, en algunos casos incluye también un informe y la documentación que acredite y justifique la situación. Tras esto, la autoridad laboral competente corrobora la información, pudiendo pedir un informe a Inspección de Trabajo y Seguridad Social antes de resolver la solicitud, que puede tardar hasta cinco días. Finalmente, una vez aprobada la solicitud, se procede a tomar las medidas de suspensión o reducción de jornada, dependiendo de cada caso.

¿Qué viene después del ERTE de fuerza mayor?

Una vez estabilizada la situación y que el rebrote ya no afecta al negocio, y que las restricciones de la comunidad autónoma permitan su reapertura, el ERTE de fuerza mayor derivaría a ser de otra tipología. En el momento que una empresa reestablezca su actividad, pues ya no hay un impedimento, pero necesite una prórroga de los ERTEs, estos deberían ser por causas Económicas Técnicas Organizativas o de Producción (ETOP). Las condiciones de este último ERTE incluyen exoneraciones en las cuotas empresariales del 35% en julio, agosto y septiembre, para negocios de menos de 50 trabajadores.

En Ponteasesores proporcionamos un asesoramiento profesional y especializado a empresas tanto del ámbito laboral, como fiscal o contable. Estaremos encantados de escuchar tu caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *