Saltear al contenido principal
Calle Michelena 11, 2ºizqda. 36002 Pontevedra. info@ponteasesores.es 986 090 122

Ayudas directas a pymes y autónomos

Ayudas Directas A Pymes Y Autónomos

Los auxilios estarán dirigidos a empresas de los sectores más afectados por el COVID-19, con ayudas directas de entre 3 000 y 200 000 euros.

El nuevo plan de ayudas, de 11 000 millones, asigna un total de 7 000 millones a ayudas directas a pymes y autónomos que justifiquen una caída de la facturación del 30% respecto al periodo de prepandemia. La finalidad es que las empresas puedan reducir su deuda y pagar gastos fijos, como alquiler o suministros.  Los otros dos fondos se destinaran a reestructuraciones de los créditos ICO y a recapitalizaciones de empresas medianas.

Aunque más vale tarde que nunca, el plan llega con retraso si lo comparamos con nuestros vecinos Europeos. De hecho, el pronóstico apunta a que hasta mayo/junio las empresas no podrán acceder a estas ayudas. Esto se debe a que hasta dentro de un mes no se prevé que lleguen al gobierno de las comunidades autónomas, entidad encargada de la gestión de los fondos.

Este último punto, el quién reparte las ayudas, ha enfrentado a varios ministerios y retrasado todo el proceso. Finalmente se ha decidió que sean las propias comunidades autónomas las que administren los subsidios. Por un lado, están más cerca del tejido productivo y por lo tanto tienen más claro dónde están las necesidades. Por el otro, puede haber problemas de competencia o de eficiencia, además de los habituales riesgos de clientelismo.

Reparto de los fondos

Las islas se llevarán un total de 2 000 millones en ayudas, pues son las comunidades más afectadas por la crisis. Los restantes 5 000 millones se repartirán entre el resto de comunidades autónomas.

Además, solamente las empresas de sectores especialmente afectados, como el turismo, el comercio o la hostelería, tendrán derecho al subsidio. Por su parte  los empresarios deben comprometerse a ciertos requisitos. Estos son, entre otros, mantener su actividad hasta, como mínimo, el 30 de junio de 2022, no repartir dividendo ni aumenten los salarios del equipo directivo durante un periodo de dos años o estar al corriente de sus pagos tributarios y de la Seguridad Social.